Quédate en Casa Pero con Tu Espalda Flexible

0
504
Quédate en Casa Pero con Tu Espalda Flexible Estiramientos para flexibilizar la espalda
Quédate en Casa Pero con Tu Espalda Flexible

Quédate en Casa Pero con Tu Espalda Flexible. Una de las zonas que puede sufrir bastante por la reducción de la movilidad y perder la flexibilidad fácilmente es la espalda. El teletrabajo impuesto, no poder salir de casa y pasar tiempo en malas posturas, el abuso del tiempo tumbados en el sofá, etc. Todo esto puede reducir la flexibilidad de la espalda y provocar contracturas que generan bloqueos, tendinitis y otras alteraciones. Al principio no será tan molestos, pero si se mantiene en el tiempo puede favorecer la aparición de patologías graves.

Quédate en Casa Pero con Tu Espalda Flexible

Existen multitud de estiramiento y ejercicios que se pueden hacer para conseguir mayor flexibilidad. Estos que te recomendamos hoy te pueden ayudar y son muy sencillos.

Lo mejor es hacerlos por la mañana nada más levantarte y los puedes hacer en la cama o en el suelo con una colchoneta o esterilla.

Antes de hacerlos te recomendamos beber un poco de agua que no esté muy fría.

El número 1 si quieres lo puedes hacer además de por la mañana, a mitad del día y también por la noche.

1 Extensión de la Columna

9 Hombros Anterior-Posterior Supino

Sotai Secuencia Básica

  1. Realiza el movimiento hacia un lado y su contrario para determinar qué dirección es la más agradable, más cómoda y no duele. Si hay duda sobre qué lado elegir, siempre tiene prioridad el que no produzca dolor, aunque no sea el más cómodo. 
    • Atención: Este paso no se hace en el ejercicio 1 Extensión de la Columna.
  2. Una vez determinado, haz el movimiento en la dirección que resultó más agradable, más cómoda y sin dolor. 
    • Atención: Este paso no se hace en el ejercicio 1 Extensión de la Columna.
  3. El movimiento ha de llegar al límite, sin rebotar.
  4. Mantén esa posición durante 3 segundos.
  5. Relaja súbitamente, aunque sin brusquedad y sin volver a la posición inicial o al lado contrario, dejando el cuerpo relajado, como una marioneta que pierde la tensión de las cuerdas.
  6. Descansa 15 ó 20 segundos.
  7. Repite la secuencia desde el paso 2, hasta realizar el movimiento un total de 3 veces.
  8. Verifica y comprueba que el movimiento, que en el paso 1 de esta secuencia era más incómodo, es ahora algo más cómodo que antes de realizar el ejercicio. Esta comprobación debe hacerse de forma suave, sólo una vez y si no ha mejorado no importa pasar al ejercicio siguiente.

Atención al hacerlo nunca debe doler Si esto ocurriera deja de hacerlo.

Importante

Estamos en un momento complejo, que vamos a superar. Para que todo acabe pronto sigue en todo momento los consejos de tu médico y de las autoridades sanitarias. Si tienes algún problema de salud haz caso a sus recomendaciones.

Si quieres aprender shiatsu con nosotros

 Shiatsu Curso

Las técnicas naturales que empleamos en la aplicación, enseñanza y difusión en nuestra escuela, centros, revistas y artículos  No Sustituyen Ni Excluyen la atención o el Tratamiento Médico o Farmacológico Convencional prescrito por profesionales sanitarios.

Compartir:

Deja un comentario