Vista Cansada Ayuda Para Superarla
Vista Cansada Ayuda Para Superarla

Vista Cansada Ayuda Para Superarla ¿Tienes la vista cansada? Crees que ya no ves igual que antes?

La verdad es que la vista no tiene por qué disminuir en todos los casos. Si se realizan con regularidad, ejercicios de los músculos que controlan los movimientos oculares y la agudeza visual, se puede reducir la fatiga de los ojos y mantener e incluso mejorar la vista. También existen ciertos puntos de presión que pueden ayudar a mantener la salud visual.

Primero veamos qué músculos controlan los movimientos oculares.

Los Rectos:

Recto superior: su contracción lleva la mirada hacia arriba, el inferior: su contracción lleva la mirada hacia abajo, El recto lateral o externo: al contraerse lleva la mirada hacia el exterior (hacia la oreja) y el medial o interno: cuando se contrae  lleva la mirada hacia la linea central de la cara. (hacia la nariz).

Los Oblícuos:

Oblícuo superior: produce un movimiento de giro del ojo hacia la linea central de la cara. (hacia la nariz y hacia abajo), el inferior: produce un movimiento de giro del ojo hacia el exterior y hacia arriba.

En la sociedad actual, el uso habitual y  repetitivo de la vista para mirar pantallas de móvil, GPS y televisión, es posiblemente la causa del deterioro de la vista.

Una forma de reducir la vista cansada y favorecer una mejor visión es la aplicación  de shiatsu en determinados puntos.

La presión suave sobre estos puntos puede ayudar relajar la tensión de los músculos oculares y mejorar la circulación de la zona.

Vista Cansada Ayuda Para Superarla
Vista Cansada Ayuda Para Superarla

La aplicación de shiatsu se inicia en la zona interna del ojo, en el vértice más cercano a la nariz.

Punto 1. Es el punto 1V. La presión sobre este punto ayuda a estimular la circulación  sobre músculo recto medial. También de la arteria y vena angulares

Punto 2. A continuación pasamos al 2V. Localizado en la zona interna de la ceja, la punta de la ceja que está más cercana a la nariz. Por encima del punto anterior.

La presión sobre este punto ayuda a estimular la circulación del músculo oblicuo superior. También la de las arterias  y venas supratroclear y supraorbital.

Punto 3. En el centro de la ceja. Aquí la presión favorece la circulación sobre el recto superior y la arteria supraorbital.

Punto 4. 23TC. En el extremo lateral de la ceja. La presión en esta zona ayuda a estimular la circulación del músculo orbicular de los párpados. También de la arteria y vena cigomático-temporales.

Punto 5. 1VB. En el vértice externo del ojo. Para favorecer el riego en el músculo recto lateral y de la arteria y vena cigomático-faciales.

Punto 6. La presión en esta zona ayuda a estimular la circulación del músculo orbicular de los párpados. Además de la arteria y vena infraorbitales.

Punto 7.  1E. Bajo el ojo justo en el centro. estimula la circulación del recto inferior y de la arteria y vena infraorbitales.

Nuestros ojos están diseñados para moverse con regularidad. El movimiento frecuente de los ojos promueve el flujo sanguíneo óptimo y el tono adecuado para los músculos que controlan los movimientos oculares.

Para mantener ese tono es conveniente la realización de algunos ejercicios oculares.

Eleva tu mirada hacia arriba, lo máximo que puedas, mantén de 3 a 5 segundos en esa posición. Después relaja la vista con los ojos cerrados unos 3 segundos. Repite hasta un total de 3 veces.

Baja tu mirada hacia abajo, lo máximo que puedas, mantén de 3 a 5 segundos en esa posición. Después relaja la vista con los ojos cerrados unos 3 segundos. Repite hasta un total de 3 veces.

Mueve tu mirada hacia la derecha, lo máximo que puedas, mantén de 3 a 5 segundos en esa posición. Después relaja la vista con los ojos cerrados unos 3 segundos. Repite hasta un total de 3 veces.

Mueve tu mirada hacia la izquierda, lo máximo que puedas, mantén de 3 a 5 segundos en esa posición. Después relaja la vista con los ojos cerrados unos 3 segundos. Repite hasta un total de 3 veces.

Realiza, lentamente, un círculo con la mirada, hacia la derecha. Descansa 3 segundos, con los ojos cerrados y repítelo hasta un total de 3 veces.

Realiza, lentamente, un círculo con la mirada, hacia la izquierda. Descansa 3 segundos, con los ojos cerrados y repítelo hasta un total de 3 veces.

Cuando hagas estos ejercicios, recuerda que son para los ojos. Debes mantener la cabeza y el cuello en la misma posición, sin moverlos.

Si quieres aprender con nosotros pincha aquí Shiatsu Curso

o te informamos por mail sy@shiatsuyasuragi.com

 

Las técnicas naturales que empleamos en la aplicación, enseñanza y difusión en nuestra escuela, centros, revistas y artículos  No Sustituyen Ni Excluyen la atención o el Tratamiento Médico o Farmacológico Convencional prescrito por profesionales sanitarios.

Compartir:

Deja un comentario