Arturo Valenzuela Sensei

arturo_valenzuelaArturo Valenzuela Sensei

Sus alumnos le llaman “Maestro Corazón es el fundador de Shiatsu Yasuragi y un reconocido experto en terapias orientales. que residió en Tokio, Japón un largo periodo de tiempo y ahora, instalado en Madrid, viaja al menos dos veces al año para actualizar conocimientos con sus Maestros y compañeros de Japón.

Arturo Valenzuela está muy comprometido con la difusión de las terapias  naturales y el voluntariado. La mayoría de sus libros han sido los primeros en publicarse en occidente y muchos terapeutas en Europa han perfeccionado su técnica con ellos: Sotai, Reeducación Postural Integral; Hinaishin, Acupuntura Intradérmica; Diagnóstico Oriental de las Emociones; Tu Bebé Sano y Feliz con Shiatsu

Dirige varios proyectos con bebés hospitalizados; niños con diversas enfermedades, con transplantes, con huesos de cristal; personas con fibromialgia, Síndrome de Down y otros. Su fama llega hasta Japón, país al que viaja frecuentemente y donde sus maestros y compañeros de profesión hablan muy bien de él. Tras 10 años de de la fundación de Shiatsu Yasuragi Matsuko Namikoshi Sensei y Takashi NamikoshSensei, acudieron desde Japón para respaldar la labor de divulgación que está realizando en España y ofrecerle su colaboración para fomentar la enseñanza del shiatsu en nuestro país.

Arturo Valenzuela tiene su primer contacto con una terapia de origen oriental fue en el año 1982, por un problema de salud, un ataque de gota en la articulación del tobillo izquierdo que llevaba sufriendo durante más de 4 meses y que nada ni nadie conseguía solucionar sino que, por el contrario, se complicaba cada vez más.
Su profesor de karate, Choyu Hentona, le recomendó a un terapeuta japonés, llamado Shimada, que le trató con acupuntura, electropuntura, shiatsu y otra técnica llamada sotai. La recuperación fue asombrosamente rápida, en poco más de una semana el dolor desapareció. Arturo se sintió agradecido e impresionado y quiso conocer con más profundidad y aprender este tipo de técnicas,. Le pidió al profesor Shimada que le le dejara aprender con él y acepto gustoso a enseñárle mientras le seguía tratando.

Poco después, unos amigos: Alfredo Tucci y Miguel Ángel Estables (compañeros practicantes de kárate) y Carmen Enguita, que fueron (casi seguro) las primeras personas que se interesaron por el shiatsu en España, le hablaron de la técnica y  le recomendaron un libro de Toru Namikoshi Sensei que le inició en un estudio más profundo. Otro amigo japonés, Miyashita, también estudioso de esta técnica, le dio sus apuntes de shiatsu y algunos buenos consejos.

Con la intención de continuar con sus estudios e investigaciones sobre técnicas orientales, Arturo Valenzuela viaja a Japón en 1986 y fija su residencia en Tokio. Tras varios trabajos temporales, comenzó a trabajar para multinacionales y se forma en relaciones empresariales, importación y exportación, matemáticas y cálculo y como experto en eficacia, una rama empresarial del departamento de recursos humanos, mientras sigue practicando Kobudo con el Maestro Inoue y karate con dos de los más grandes maestros del Goju Riu de Okinawa el maestro Higaona y el Maestro Toguchi.

Nuevamente otra dolencia, esta vez en la espalda, le llevó a conocer a Taeko Inoue Sensei, quien alivió su dolor y le enseñó bastante acerca de las terapias orientales.

Continuó estudiando, con varios maestros de terapias orientales y decidió recopilar y leer la documentación que obtenía sobre el tema y recibir, a la vez, tratamientos en todas las clínicas que encontraba (en Japón existen muchas clínicas de shiatsu, sotai, acupuntura, etc.), con el fin de que, posteriormente, le dejaran aprender algo nuevo, en muchos casos, trabajó en los centros como ayudante, planchando, lavando la ropa, limpiando la clínica, etc y a cambio de eso recibía formación. Por suerte, muchos de estos centros le facilitaron diversas fórmulas. Pero la forma de enseñar del oriental es, en ocasiones, demasiado sobria para el occidental, por lo que tuvo que aprender mucho por su cuenta, preguntando continuamente, adquiriendo abundante información y libros e investigando con los amigos que le dejaban que los tratara. Éstos fueron algunos de los Maestros japoneses con los que tuvo la oportunidad de aprender en Japón: Matsuko Namikoshi Sensei, shiatsu; Nemoto Senseisotai; Shimada Sensei, terapias orientales; Sekiguchi Sensei shiatsu, Inoue Sensei, MTCh, shiatsu, acupuntura y acupuntura intradérmica. Japón; Obata Sensei, shiatsu; Watanabe Sensei, shiatsu; Shimizu Sensei, shiatsu; Hirohashi Sensei, shiatsu; Takemura Sensei Auriculopuntura e Isogai Shiki (técnica de corrección postural).

Dejan en él una impronta profunda, su Maestra de shiatsu Matsuko Namikoshi Senseiy su Maestro de Sotai Yoshikazu Nemoto.

Vuelve a España para colaborar en la implantación y dirección de dos grandes multinacionales Starmax Corporation, import & export y Kumon Instituto de Educación, multinacional dedicada a la enseñanza de las matemáticas.

En 1996 decide dejar la dirección de Kumon, porque un conocido le solicita ayuda para poner en marcha, una escuela de shiatsu en Madrid, que fundan entre los dos como socios únicos y registran en julio de 1997. Tras año y medio de sociedad serias diferencias de criterio en la enseñanza y otras áreas le llevan a dejar la escuela.

En el año 1999, un grupo de antiguos alumnos le piden que les vuelva a enseñar, porque no encuentran lo que buscan en las escuelas establecidas y  gracias al apoyo de la familia Barreda propietarios del Grupo R`Difusion, funda Shiatsu Yasuragi en Madrid.

Actualmente Shiatsu Yasuragi es una escuela de gran prestigio en nuestro país, Europa e incluso Japón, donde cuenta con el apoyo de sus Maestros y tiene sedes en Madrid, Londres, Chile y centros asociados en varias provincias de España y en diversos países del mundo.

Arturo Valenzuela Sensei mantiene un estrecha y firme relación con su Maestra Matsuko Namikoshi Sensei que es presidenta de la Asociación Internacional de Shiatsu y su hijo Takashi NamikoshSensei, presidente de La International Shiatsu Foundation, quien dice de Arturo que es su “Shiatsu Brother” (Hermano de Shiatsu). También con su Maestro de Sotai Yoshikazu Nemoto Sensei

shiatsu_inauguracion_oficial_curso_escuela_de_shiatsu _de_japon_2Arturo Valenzuela Sensei, poco antes de fundar Shiatsu Yasuragi en España, realiza, a petición de Tokujiro Namikoshi Sensei y Matsuko Namikoshi Sensei, una conferencia sobre las posibilidades de desarrollo del shiatsu en España y su futuro en Europa.  La conferencia se realiza en la ceremonia oficial de inauguración del curso en la escuela de Shiatsu Nihon Shiatsu Senmon Gakko, en Japón. El honor de hablar en este acto está reservado exclusivamente a la directiva de la escuela y personas de gran relevancia en el mundo del shiatsu y la salud. En la exposición explica sus proyectos en Europa, para animar a los alumnos a perseverar en el estudio y convertirse en especialistas en shiatsu (shiatsushi). Entre los asistentes se encuentran:

Compartir: