Ciertos líquidos pueden contribuir más que otros a evitar la formación de cálculos renales, según un estudio realizado sobre las dietas de unas ochenta mil enfermeras estadounidenses.

En dicho estudio, publicado por la revista Science News, los investigadores pudieron observar que  la ingestión de 1/4 de litro diario de zumo de pomelo elevó el riesgo de formación de cálculos en un 44%. Afortunadamente otros líquidos redujeron el riesgo de formación de cálculos renales, como el té que lo redujo en un 8%; el café (descafeinado o con cafeína), redujo el riesgo de formación de cálculos en un 9% y el vino, siempre que se tome en dosis moderadas, lo redujo hasta en un 20%.

Quieres Aprender con Nosotros
Quieres Aprender con Nosotros

El doctor Gary Curhan, nefrólogo y epidemiólogo de Boston, concluyó que cambiar nuestros hábitos en la ingesta de líquidos, puede ayudar notoriamente a reducir el riesgo, pero siempre que esté enmarcado en una estrategia terapéutica más amplia.

Si quieres aprender shiatsu con nosotros pincha aquí Shiatsu Curso

Compartir:

Deja un comentario