Un extracto de té verde, la ‘epigalocatequina galato’ (EGCG), es capaz de normalizar la función del gen ‘Dyrk1A’, uno de los principales causantes del síndrome de Down.

Extracto de Té Verde

Este extracto actúa como controlador de diversas funciones celulares, como la capacidad de crear nuevas neuronas, hacer que crezcan y que se diferencien. Por eso, al normalizar su función, en los casos de síndrome de Down se consigue mejorar la memoria, el aprendizaje y hacer que el cerebro vuelva a la “normalidad”. Los investigadores aseguran que aporta beneficios en la memoria a corto plazo, el control de impulsos y la capacidad de desenvolverse en la vida diaria.

La científica líder de la investigación, Mara Dierssen, asegura que una sustancia que se encuentra en el té verde, la ‘epigalocatequina galato’ EGCG, es capaz de normalizar la función del gen ‘Dyrk1A’, uno de los principales causantes del síndrome de Down.

Estudios

Quieres Aprender con Nosotros
Quieres Aprender con Nosotros

Se ha realizado un estudio basado en la molécula EGCG (epigalocatequina galato), que se encuentra en el té verde. Se tratado a 84 voluntarios con edades comprendidas entre 16 y 34 años. A 43 de ellos se les suministro la molécula EGCG acompañada de actividades de entrenamiento cognitivo y a los 41 restantes solamente el entrenamiento cognitivo, sin EGCG. Tras un año de tratamiento se ha evaluado a ambos grupos, por un periodo hasta seis meses y se ha podido concluir que quienes recibiern el extracto de té verde han mejorado en sus capacidades cognitivas, mientras que los 41 voluntarios que no recibieron la molécula no han experimentado las mismas mejoras.

Los resultados muestran que el tratamiento mejora la memoria a corto plazo, el control de impulsos y la capacidad de desenvolverse en la vida diaria. Mejoran en tareas muy práctica, pueden saber qué hora es, disponen de autosuficencia para diseñar su planing diario y son capaces de realizar compras conociendo cuánto dinero les han de devolver.

De todos modos los investigadores advierten de que, a pesar de los ilusionares resultados del experimento, habría que realizar otro nuevo, más amplio y con muchos más voluntarios para que las autoridades autorizen la EGCG para el síndrome de Down. Por desgracia, de momento, no es posible por falta de financiación.

Si quieres aprender shiatsu con nosotros pincha aquí Shiatsu Curso

o te informamos por mail sy@shiatsuyasuragi.com

Las técnicas naturales que empleamos en la aplicación, enseñanza y difusión en nuestra escuela, centros, revistas y artículos  No Sustituyen Ni Excluyen la atención o el Tratamiento Médico o Farmacológico Convencional prescrito por profesionales sanitarios.

Compartir:

Deja un comentario